viernes, 8 de agosto de 2014

La belleza de Outlander

Ayer he visto el piloto de la serie Outlander, basada en la saga del mismo nombre, que en teoría se estrena mañana pero que ya se ha filtrado.
Y de eso os vengo a hablar.

Reconozco que no había visto el trailer, así que no sabía muy bien que esperar, pero definitivamente no era esto. Esperaba una serie, más bien, cutrilla. De esas que pueden tener una trama interesante pero que no están muy bien hechas. Que no me habría echado para atrás, ¿eh? Los efectos especiales de Once Upon a Time son bastante malos y me sigue encantando. Otra cosa sería si fuese tan horrible como en Once Upon a Time in Wonderland, pero dudo que algo tan feo sea siquiera posible sin un croma verde y tal.
No os cuento la alegría que me llevé al ver que nada más lejos de la realidad. Es una de las series más bonitas que he visto nunca.


Y es que, con sólo un capítulo, te das cuenta de que la serie rezuma calidad y buen gusto. Todo me ha gustado, en serio, ni siquiera hay el típico detallito que rechina porque has leído los libros. Es una preciosidad. Los escenarios son impresionantes. Los actores son buenos, saben llevar a sus personajes y juegan de maravilla con los acentos. El vestuario es adecuado y perfecto, estando muy, muy bien tanto en los años cuarenta como en lo que hemos visto del siglo XIX. Han llevado genial la historia, sin separase en lo más mínimo --que sí, es el primer episodio y eso no dice mucho, ya lo sé-- y transmitiendo sin problemas el mismo espíritu que el libro. Durante la canción de inicio tuve que parar el episodio para expresar en twitter lo genial que era todo, porque es una obra de arte. Me gusta que los opening tengan imágenes de los personajes y eso, para saber a que actor corresponde cada uno, pero hoy en día me puedo dar con un canto en los dientes si lo tienen y no se reduce a cinco segundos, así que estoy encantada porque ha sido precioso. En serio, más que la canción de inicio parecía, no sé, una película o algo por el estilo. Han enfocado a los detalles, a la sutilidad, y el resultado ha sido arte en su forma más pura.


Os pondría el opening directamente, pero blogger está tonto y no encuentra el vídeo.

Vamos, que adoro lo que han hecho con los libros. Es una serie preciosa, ya lo he dicho pero lo repito, porque es una delicia visual. Además, la banda sonora también es sencillamente perfecta, así que no le veo el más mínimo defecto.

Por lo que hemos visto en el primer episodio, los guionistas demuestran saber hacer bien su trabajo, pues si bien hemos avanzado muy poco, han estado menos tiempo del que debían en el pueblo y ha conseguido resumir tanto los hechos como el espíritu de esa parte sin que quedase atropellado o surrealista, incluso incluyendo nuevas escenas que me parecen un acierto de cara al futuro. O al pasado. Vosotros me entendéis.  Quizá a los que no han leído los libros le haya parecido algo aburrida, pero era necesaria y, en mi opinión, la llevaron muy bien.
En gran parte, gracias a los voz en off de Claire, un recurso narrativo imprescindible con el que también se han lucido, porque han sabido introducir las partes del pasado de los protagonistas de forma magistral. Que, por encima, Claire ya ha demostrado que es una narradora genial, inteligente, fuerte, decidida, práctica y que sabe adaptarse a las situaciones cuando lo necesita. Soy muy fan suya. Y el tono y el acento de la actriz queda chachi piruleta.


Y es que lo único, pero único, que se le puede sacar a la serie es que el actor que interpreta a Frank y a Jack se les parece tanto como un huevo a una castaña. La arruga de expresión en la mejilla me inquieta un poco. Pero no es una queja válida, en absoluto, dado que ha sabido llevar a sus personajes tan bien que dan ganas de aplaudirle. Al menos a Frank, porque a Jack el Negro sólo le hemos visto en plan violador imbécil. Lamentablemente, pronto veremos más de él. ¿Qué? Ya he leído el primer libro y Jack es un cabrón y un enfermo sexual a la altura de Cersei Lannister o Calvin Sterling. ¡Flipad, que la una se tira a su hermano y el otro llama a las adolescentes a las que tortura "kitten"! Son muy repulsivos. Ya descubriréis el porqué, que a mí me sorprendió mucho y quiero leer vuestras caras de idiotas. Muajajajaaja...


Y luego está Jamie, al que hemos visto muy poco pero es muy guay. Además, como estaba algo guarrillo --pero guarrillo en plan Aragorn de montaraz, no en plan Antonio Recio-- no se le notaba mucho que era pelirrojo, lo que es bien. ¿Qué? ¡Los pelirrojos me desinflan la líbido! No me juzguéis, que vosotros también tendréis lo vuestro.


Así que, vayamos con una pequeña ficha:
  • Lo mejor: La fotografía. La serie, como he dicho hasta hartaros, es preciosa.
  • Lo peor: Como suenan los escoceses hablando entre ellos. Que sí, que es el idioma que tenían, pero parece que estén haciendo gargaras con cuchillas de afeitar.
  • Lo más divertido: Como en el libro, las caras de los escoceses cuando Claire pide enseres médicos y acaban dándole cerveza para el alcohol, aliviados de oír algo que entendían.
  • Lo más WTF?: El cunilingus sobre la mesa del castillo. Que sí, que eran muy apasionados y tal, pero la tía se sienta en una mesa sucísima sin ropa interior y encima tienen relaciones ahí. Yo tenía un careto de grima que no podía con él. ¡Qué ahí se trataban pacientes! ¡Qué el castillo lleva un siglo abandonado! En serio, no.
  • Lo más bonito: El baile de las druidas.
  • Lo más asquerosillo: Claire cortando el riego sanguíneo de la pierna del soldado. ECS. No necesitamos que nos enseñéis una pierna por dentro, gracias.
Moraleja: Vedla, copón.


5 comentarios:

  1. El comentario de los pelirrojos me ha dolido. Tía, los pelirrojos son épicos, ¡mira a los Weasly! Vale, no son el parangón de follabilidad (que fisna soy, por favor), pero yo a Jamie siempre me lo he imaginado todo buenorro con su pelo rojo fuego. Arggg :3

    Por lo demás, completamente de acuerdo con todo. Físicamente, el actor que hace de Frank/Jack no me pega mucho, porque yo me lo imaginaba buenorro a rabiar, pero al menos de Frank lo hace muy bien y tiene química con Claire. Habrá que ver el cambio a Jack, aunque... dios, es que Jack hace unas cosas el colega... brrr, qué repulsión...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, los rubios tienen un pase, pero los pelirrojos... Me desinflan. Y hay algunos que son épicos o están buenísimos, ¿eh? Pero nada, no les veo yo el punto por ninguna parte. Para mí tienen el atractivo de una mesa.

      Yo a Jack me lo imaginaba escuchimizado, todo huesos, con la piel tono cera y los dientes grises. A Frank no, pero a Jack le ponía de vuelta y media.
      Sobretodo cuando llama a Jamie "Alex". Está MUY enfermo. Me pone mala, en serio.

      Eliminar
  2. Vale... Por alguna razón que no entiendo, no seguía tu blog, pero eso ya está solucionado (porque te leo, aunque no todo lo a menudo que querría).
    Tu entrada ha sido el empujoncito definitivo para convencerme de ver esta serie, aunque no lo creas. Había oído hablar tan bien de ella y que estaba tan bien ambientada, y que había escoceses (aunque eso va a ser un verdadero reto para mi política de no ver series con los subtítulos) y que el protagonista está... bueno, ya se ve cómo está.
    Aunque tengo que decirlo: los pelirrojos son bien. No en el caso de ninguno de los Weasleys, pero hay alguno, con sus pequitas bien puestas que... *va dejando un rastro de baba por todo el blog*
    Total, que en cuanto tenga un ratín, me pondré a verla, y a ver si termino de enamorarme o acaba no siendo mi estilo.

    ¡Un saludín!

    Pd: Los efectos de Once upon a time in Wonderland son el mal, pero Knave (y Cyrus, en menor medida) se hace querer y compensa un poquito la chapuza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es mucha ilu que me leas, porque yo adoro cada entrada de vuestro blog y las releo una y otra y otra vez =3

      Te aseguro que Outlander es preciosa. Una obra de arte. Aunque te recomiendo que uses los subtítulos, porque el trabajo con los acentos está muy bien hecho y alternan inglés y gaélico --al menos, creo que es gaélico, lo que se hablase en Escocia, vamos--, así que es complicado enterarte sin ellos.
      A ver, que yo puedo reconocer que hay pelirrojos guapísimos, porque los hay. Lo que pasa es que a mí no me dicen nada. Me desinflan el líbido. Bueno, excepto Jamie, porque es muy genial y estoy muy enamorada de él y la fotografía de la serie es tan buena que TODO es hermoso. Y que le conocía del libro y le amo mucho. En fin.

      Gracias por comentar, ¡besos!

      PD: Sólo pude ver un capítulo. No fui físicamente capaz de seguir. El conejo era TAN vergonzoso...

      Eliminar
  3. buenas tardes! llego casi tres años tarde a esta publicación jaja, me ha gustado mucho tu introducción a la serie, y coincido con tu gusto sobre los pelirojos,siempre me han desinflado la libido también, pero jamie ha roto con ese viejo esquema.. la excepción a la regla.. emamora, pero ENAMORA, y de pronto inclusive con sus pelos pelirrojos, se me ha vuelto el hombre más atractivo del mundo
    .. es que con esa personalidad y actitud..
    disculpas por hartar con eso jaja. Es una de las series más hermosas que he visto en mi vida, la verdad que tiene una fotografía tan buena, guión tan acertado, música bellísima..
    Sólo me queda esperar con terribles ansias la tercera temporada,que ya he visto el teaser y lloré :'(
    Ha sido un gusto, me gusta mucho el blog, y espero que andes muy bien!!

    Saludos desde Cordoba Argentina

    ResponderEliminar